¿Búsqueda de empleo en septiembre?


A punto de iniciar septiembre, en algunos casos nos planteamos nuevos retos profesionales,  en otros simplemente buscamos un empleo o incluso nuestra primera oportunidad laboral. Ante este horizonte que se nos plantea hemos de actuar, el problema es que solemos pensar que agosto es un mes de vacaciones, forzosas o no (dependiendo del caso), la cuestión es que este periodo lo relacionamos con todo tipo de actividades de ocio y damos por sentado que no es el mejor para plantearnos  temas laborales o de búsqueda de empleo y como consecuencia vemos que llega septiembre y nos surgen algunas dudas, ¿estoy preparado/a para la búsqueda de empleo?¿cómo  puedo maximizar mis opciones de éxito en este proceso?

Es posible que en agosto la productividad de las empresas en algunos sectores baje y por tanto la creación de puestos de trabajo disminuya respecto a otros periodos, en cambio en otros, como en hostelería o turismo, no es así, ya que es una de las épocas del año en las que más puestos de trabajo se crean. 
Si queremos acceder laboralmente a estos últimos sectores, estamos a tiempo de buscar ofertas de empleo, con contratos del periodo estival que en muchos casos pueden extenderse durante todo el mes de septiembre,  tampoco hay que olvidar que estos sectores tienen vacantes durante todo el año aunque sea en menor medida, y debemos realizar  una búsqueda constante en distintas webs, empresas de trabajo temporal, portales de empleo,... hasta dar con la oportunidad que estamos buscando.

Pero si por el contrario estamos interesados en otros sectores, hemos de tener en cuenta que septiembre es un mes muy fructífero en cuanto a creación de puestos de trabajo debido a que es el inicio de una nueva etapa, similar al inicio del curso escolar, y en la que las empresas se plantean cambios organizativos, crecimiento y expansión, mejoras,... y como consecuencia surgen oportunidades laborales que debemos aprovechar,  y para ello hemos de estar preparados.

No debemos pensar que hasta que no aparezca una oferta de empleo no podemos hacer nada, eso es erróneo. Antes de buscar ofertas hemos de tener algunas cosas en cuenta, hay otras muchas cosas que podemos hacer, que son muy útiles en este proceso de búsqueda  y maximizarán nuestras posibilidades de alcanzar nuestra meta, el empleo:



1. Busca información
Piensa en tus sectores o empresas de interés, busca información sobre ellos, que perspectivas de crecimiento tienen, si van a surgir oportunidades laborales y los plazos, que formación, conocimientos, aptitudes y actitudes, en definitiva perfil, están demandando. Y hazlo de manera periódica para tener la información actualizada.

Recabar esta información te ayudará a saber que están buscando, si realmente cumples con sus expectativas y si estamos hablando de alguna empresa en particular también te servirá para saber si encaja con tus valores y filosofía . Además es una muy buena forma de determinar qué aspectos has de mejorar o desarrollar para poder optar al puesto deseado.

2. Conócete
Haz un ejercicio de autoconocimiento, que te ayudará a desarrollar el punto anterior, en el que debes escribir en un papel que elementos positivos te caracterizan y pueden ayudarte en la búsqueda de empleo, porque son los más valorados en tu sector/es o empresa/s de interés, y las áreas que debes mejorar ya que pueden lastrar tu camino. Una vez que los tengas, has de potenciar lo positivo, ejercitándolo y formándote,  y trabajar lo que necesite ser mejorado para convertirlo en una fortaleza, mejorando así tu perfil y la valoración que hagan de él.

Además este pequeño estudio también te ayudará a encontrar lo que te diferencia de otros candidatos, lo que llamamos tu valor añadido, aquello que puede hacer que la balanza se decante por ti en un proceso de selección con varios aspirantes.

3. Ten al día tu CV
Revisa tu CV, y actualízalo con las últimas formaciones, aptitudes adquiridas, experiencias profesionales, ... Acuérdate de incluir una pequeña presentación indicando cuál es tu perfil profesional, cuáles son tus fortalezas, capacidades y aptitudes de manera clara y concisa. En ella puedes destacar tu valor añadido. Todo ello lo has trabajado a través del ejercicio de autoconocimiento.


Incluye esta presentación en un lugar visible lo más arriba posible para que sea lo primero en lo que se fije el reclutador y pueda valorar positivamente tu CV, aumentando así tu empleabilidad.


4. Perfil activo en redes sociales

Si tienes presencia en redes sociales profesionales, recuerda tenerlas actualizadas, no las abandones, ya que muchos reclutadores continúan activos en estas fechas y valoran mejor los perfiles actualizados, que aportan, interactúan con otros usuarios de la red y participan en debates de manera asidua.

Si sigues estos sencillos consejos podrás estar preparado para mostrar tu mejor cara cuando surja la oportunidad  profesional que estás buscando. Hasta entonces mantén el optimismo y cree en ti, esto te ayudará a estar centrado y a no decaer en el empeño de encontrar empleo.























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada